Manjar hembra
tan desnuda que
tu lomo deshueso
para lamer tu pata y muslo
princesita aprisionada
mi plato al fin concreto

y el aroma de tu cuello
que te muerde sin pensarlo
mi comida más deseada
ya no sé si es delicada
ni si es ella o yo la presa
sus tentáculos me ensalzan
como un horno microondas

tal banquete idealizable
mis cubiertos lo dominan
como muestra de apetito
ser marino busca anzuelo